PAPEL KRAFT: LA MODA «RETRO» DEL PACKAGING

Volvemos la vista atrás en muchos aspectos de nuestra vida, el mundo de la moda recurre a lo de antes en innumerables ocasiones, y el packaging hace lo propio, por ejemplo, con el papel kraft. Uno de los materiales más codiciados a día de hoy en el empaquetado de innumerables productos y que utilizamos para diversos usos.

El kraft, o también denominado papel de estraza, era visto hace décadas un papel de poco nivel o de segunda. Antiguamente utilizado para el envoltorio de productos perecederos como el pescado, y que, dado su color, no era considerado refinado ni elegante.

Todo lo contrario sucede ahora mismo, pues la imagen más sostenible que transmite, al no haber sido blanqueado ni tratado químicamente, con una imagen muy natural, lo ha hecho más versátil y deseoso para cualquier aplicación y diseño. De hecho, ha pasado de ser calificado como feo y rugoso al tacto, a ser reclamado como garante de un producto artesano y de mayor calidad.

Empaquetado de infusiones naturales de milhulloa.es

DISTINTOS USOS

Lo vemos cada vez más en el packaging de muchos artículos, en los cierres de las cajas que nos llegan a casa tras una compra online, como protección de los productos en determinados embalajes, o en las bolsas de papel que nos dan en la mayoría de establecimientos tras hacer nuestras compras. Pero el papel kraft es también usado incluso en aplicaciones industriales como sacos de productos químicos, piensos, harinas, entre otros.

Material kraf para protección de artículos de Ranpak.

Ahora que nos encontramos en épocas tan especiales para regalar y en las que debemos ser generosos, no sólo con el prójimo sino también con el medio ambiente, utilizar menos plásticos en nuestros envoltorios y más papel kraft ayudará también al planeta.

Fuente: Coreti, Ranpak, Milhulloa.