LA SEGURIDAD Y CALIDAD DE NUESTRAS ETIQUETAS: PRINCIPALES BENEFICIOS DE LAS NORMAS BRC/IFS

En estos tiempos que corren, más que nunca, la seguridad y garantía de nuestras etiquetas está certificada con las normas BRC Packaging/IFS PACSecure que tenemos implantadas y estandarizadas en nuestro sistema productivo desde hace algo más de tres años. Con ellas garantizamos también la calidad de las etiquetas que fabricamos y ofrecemos una trazabilidad absoluta de las mismas.

Gracias a esto brindamos a nuestros clientes interesantes beneficios. Por un lado, colaboramos con nuestros clientes en el cumplimiento de las obligaciones legales en seguridad alimentaria y protegemos por tanto al máximo a sus consumidores finales.

Por otro, aseguramos que las etiquetas que producimos para el sector de la alimentación, enología, bebidas/espirituosos y otros, son aptas para el contacto directo o indirecto con el alimento o artículo. Todo ello en base a la información facilitada por el cliente.

Etiqueta en contacto directo con el alimento (fuente y foto: Queixerias Bama)

Incluso damos mayor cobertura internacional a los productos de nuestros clientes que tienen por destino la exportación, ya que en la mayoría de los países requieren que el packaging de los mismos esté certificado con alguna de estas dos normas.

Y estos beneficios, entre otros, los disfrutan sin coste adicional alguno todas las empresas que confían en nosotros la realización de las etiquetas adhesivas para sus mercancías.

BRC/IFS, los estándares más importantes

Podemos encontrar multitud de normas de calidad y seguridad alimentaria, pero destacan sobre todo las creadas por los organismos BRC e IFS.

Las siglas BRC hacen referencia al British Retail Consortium, una organización internacional creada en Reino Unido y que desarrolla normas internacionales en sectores de la alimentación y la distribución de productos alimentarios. Tiene especial presencia en Estados Unidos, Latinoamérica, Canadá y Bélgica, y es también común en Europa.

BRC Packaging es la norma específica creada por ellos para este sector y en la que Coreti está certificada con una de las más elevadas calificaciones dentro de la categoría de Higiene Alta (AA). Su fin es ayudar a cumplir las obligaciones legales en materia de seguridad alimentaria, protegiendo al consumidor a su vez.

BRC aporta a las organizaciones un método transparente, claro y coherente para medir la seguridad de sus productos y otorga confianza a sus clientes. En base a la auditoría previa, las empresas pueden identificar los puntos críticos de sus procesos y reducirlos o eliminarlos.

Por su parte, International Featured Standards (IFS), anteriormente llamada International Food Standards, es un entidad creada a partir de la primera norma que publicaron y que llevaba su mismo nombre. Se encarga de elaborar estándares en procesos productivos y de distribución del sector de la alimentación. Es la creadora del estándar IFS PacSecure en la que estamos certificados con una de las más altas notas en nuestro país dentro de la categoría High Level.

IFS ayuda a cumplir todos los requisitos jurídicos y legales de nuestro país en cuanto a seguridad y salud.

Fuentes: Coreti, BRC Packaging, IFS PacSecure.