Parroquia de Guísamo, Parcela B-7. Pol. de Bergondo 15165, Bergondo, A Coruña

“Por fin el fútbol femenino ha conseguido llenar estadios”

ELLOS TAMBIÉN SON FAMILIA

Tras las notas alcanzadas en su último curso de Bachillerato y después de duros días de estudio y tensión para pasar las pruebas de EBAU, la tradicionalmente conocida como Selectividad, Aida Dopazo Fernández se prepara para su futuro próximo, la Universidad. Quiere estudiar Fisioterapia, lo tiene claro, y lo hará si puede en la Universidad de A Coruña.

Pero además de una gran estudiante, responsable y aplicada, su pasión por el fútbol no la abandona. Es portera titular del Club Viaxes Amarelle FSF de fútbol sala, que en los últimos tiempos milita en 1º División Gallega y ha conseguido grandes éxitos en los últimos tiempos con los que darse a conocer y posicionarse a la altura de equipos como el Burela FS o Club Deportivo Futsi Atlético Navalcarnero.

¿Desde cuándo te gusta el fútbol?

Pienso que el fútbol me gusta desde siempre. En los cumpleaños de mi hermano o de mis amigos siempre jugaba con ellos, ya que me encantaba. Sin embargo, no fue hasta los 10 años que empecé a jugar al fútbol en equipos federados.

En tus comienzos, ¿tenías claro que querías ser portera?

Cuando empecé en mi primer equipo, no tenía muy claro de que jugar, aunque me gustaba la idea de ser defensa o centrocampista, pero una vez allí nos encontramos que el equipo no tenía portera así que decidí ponerme bajo los tres palos. Ahí encontré mi vocación.

¿Siempre juegas de guardameta o también lo haces en otras posiciones?

Desde que decidí ser portera nunca he jugado en otra posición, ya que es en la que más a gusto me encuentro.

¿Qué te aporta este deporte? ¿Practicas otros?

El fútbol me aporta una vía de escape y felicidad, ya que es mi forma de desahogarme, y a la vez de mantenerme en forma.  Actualmente solo hago fútbol sala ya que al haber estado haciendo el último curso de Bachillerato y viajar varios fines de semana por Galicia para jugar no me hacía disponer de demasiado tiempo.

¿Qué supone para ti jugar en uno de los más importantes equipos de la provincia? 

La verdad que cuando me dijeron que iba a jugar en el filial de mi equipo me hizo mucha ilusión porque significaba que tenía nivel suficiente como para estar ahí y que el club contaba conmigo.

Por fin el fútbol femenino comienza a ser valorado y tenido en cuenta por la gente y también los medios de comunicación, ¿a qué crees que se debe?

Pienso que es debido a que la gente se ha movilizado para darle la visibilidad que se le tiene que dar a la mujer y gracias a ello se ha conseguido que las mujeres puedan estar en cualquier ámbito sin ser vistas como subordinadas. Por ello, han comenzado a jugar mujeres que nos han abierto el camino a las más jóvenes.

¿Por qué consideras que hasta ahora no era así?

Hasta ahora vivíamos en un patriarcado y en una sociedad muy machista por lo que a las mujeres solo se las veía con utilidad para cuidar niños y hacer las labores de casa. Por tanto, que una mujer quisiese jugar al fútbol, que es el deporte rey, era visto como algo muy extraño y no era aceptado.

Como mujeres luchamos cada día por lograr la igualdad real de género. ¿Piensas que aún queda mucho por hacer para lograr la igualdad en el fútbol?

Sin duda alguna sí. Aún no se ha logrado ni la mitad de lo que tiene que alcanzarse para llegar a igualarnos con el fútbol masculino, aunque sí que es cierto que se ha avanzado mucho. El fútbol femenino ha conseguido llenar estadios, y se ha conseguido también que jugadoras profesionales puedan vivir de esto, algo que antes era impensable. Sin embargo, aún no se ha conseguido que la Reina asista a la final del torneo de la Reina, como hace por ejemplo el Rey en la competición masculina.

Ahora que irás a la Universidad, ¿te planteas dejarlo? ¿cambiar de Club quizá?

Sinceramente no lo sé, aun no tengo nada decidido ya que no sé dónde acabaré estudiando. Una vez esté matriculada en una Universidad decidiré si seguir en el Amarelle, cambiar de equipo o dejarlo.

Fuente: Aida Dopazo Fernández - Fotos: remitidas por Aida Dopazo Fernández

Con el proyecto ELLOS TAMBIÉN SON FAMILIA queremos dar visibilidad a personas que forman parte de la vida de nuestros trabajadores y que tienen historias interesantes y únicas que contar. Queremos mostrarlas poniendo todo el foco en ellas, por ello sin desvelar de quien son familia.