LA ETIQUETA ADHESIVA EN LA NUEVA ERA POST COVID-19

Nadie esperaba esto que nos ha tocado vivir, ni personal ni laboralmente, pero de todo se aprende y debemos enriquecernos de nuestra experiencia durante las duras semanas de confinamiento y también de lo que nos espera en la etapa de nueva normalidad. Del mismo modo, debemos aprender de lo vivido en nuestro sector, el de la etiqueta adhesiva, que está llamada a una revolución en la nueva era post Covid-19 donde las prioridades y el modo de consumir han variado notablemente. Ahora son tendencia el e-commerce y el comercio de proximidad para alimentación, según publica El Confidencial.

Tras la crisis sanitaria derivada de la expansión del Covid-19 hemos cambiado nuestro modo de relacionarnos socialmente, incorporando el distanciamiento a nuestro día a día. Hemos variado el modo de consumir no sólo artículos de primera necesidad, sino otros como pueden ser la tecnología, la moda o la cosmética. Ya se vio en las primeras semanas de confinamiento con el cambio de prioridades de compra una vez fueron pasando los días y también tras los casi tres meses de restricciones en nuestros movimientos. Así lo vislumbraba también la consultora Deloitte en sus estudios sobre posibles escenarios de recuperación en el consumo.

Un ejemplo claro de los cambios que se están experimentando en la forma de comprar es el que hemos podido ver tras los primeros días de reclusión en los hogares, donde se estaba dejando de consumir comida precocinada, y se incrementaba la compra de bandejas de carne, harinas o verduras, para cocinar en nuestras casas. Si lo pensamos bien es lógico, el confinamiento nos proporcionaba el tiempo necesario para preparar la comida, lo que permitía que comiésemos más sano y mejor. Otro caso muy singular en el cambio de prioridades de compra ha sido el aumento del consumo de bebidas alcohólicas (vino, cervezas, espirituosos, etc.) primero en los hogares, símbolo del paso de los días confinados, y en estas últimas semanas también en las terrazas.

Para el consumo de alimentos, sobre todo, el comercio de proximidad será el que gane más peso en la “nueva normalidad”. El sabor y la frescura de los productos, así como su carácter saludable, natural e incluso ecológico, serán los más valorados por los consumidores. Así se desprende del estudio de Taste Tomorrow de Puratos Iberia que publica El Confidencial que también destaca que “el 79% de los consumidores europeos están dispuestos a pagar más por productos artesanos y locales”. Tras la pandemia, la salud y las necesidades vitales son más prioritarias.

Y en esta parte de la película el consumo online sigue creciendo pues el comercio digital ha llegado para quedarse. Así se desprende también de la noticia publicada en la revista Infopack que indicaba que “la logística para el comercio electrónico genera ya un negocio de 1.850 millones de euros”. Y quien sabe, igual todo esto marque un antes y un después en la existencia de las tiendas físicas tal y como las entendemos hoy en día, y la etiqueta adhesiva pase a ser ahora el único escaparate de cualquier producto, servicio y/o marca.

Quizá estemos llamados desde el sector de la etiqueta adhesiva a una nueva revolución y que en un futuro próximo veamos etiquetas adhesivas de alto valor añadido para logística (no sólo de seguridad), incluyendo todo tipo de acabados y con materiales especiales, texturizados, más sensoriales. O nos encontremos con etiquetas de balanza a todo color y con impresión personalizada. Será muy interesante saber todo lo bueno que el futuro nos depara.

 

Seguiremos siendo estratégicos

Son tiempos, desde luego, para conocer las fortalezas y debilidades de cada uno de nosotros. Dentro de lo malo, lo vivido en los últimos tres meses ha permitido conocer mejor a nuestra industria y darla a conocer también al resto del mundo. Hemos sido y seguiremos siendo esenciales y estratégicos para que nunca se rompa la cadena de suministro de productos de primera necesidad (alimentación), para hospitales, sector farmacéutico o productos químicos.

Fuente: Infopack, El Confidencial, AIFEC, Deloitte, UPM Raflatac y Avery Dennison(fotografías).