ALIMENTOS FEOS O BONITOS, ¡QUÉ MÁS DA!

Alimentos feos o bonitos, ¡qué más da!
Todos son alimentos, que se pueden etiquetar,
y con esa “vestimenta” más bonitos estarán.

Entre el título y las primeras frases nos ha salido una pequeña poesía. Con ella queremos destacar dos cosas, la buena noticia que nos parece que se legisle por fin a nivel estatal sobre el desperdicio alimentario que tristemente generamos, así como que se dé el valor que tienen a los productos ya sean feos o bonitos. Lo que además celebramos es que con nuestras etiquetas logremos también etiquetar a esos mal llamados “alimentos feos”.

Gracias a la nueva legislación, también se diferenciarán e incentivará el consumo de los productos con fechas de caducidad próxima, re-etiquetándolos correctamente y colocándolos en zonas especialmente destacadas en los supermercados. Y, además, sí o sí tendremos la opción innegable de poder llevarnos a casa la comida que nos sobre cuando acudamos a establecimientos de hostelería, sin coste adicional para el cliente. Lo haremos en envases aptos para alimentos y reutilizables, que podrán ser etiquetados y/o precintados para su posterior consumo.

Prioritaria la donación de alimentos y esencial promulgar éticos hábitos alimentarios

Apenas hace unos días que se anunciaba el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y Desperdicio Alimentario, con la que el Gobierno de España legislará por primera vez y necesariamente sobre este asunto (a pesar de que comunidades como Cataluña o Galicia ya habían comenzado la regulación sobre esta materia hace algunos meses). Nos parece muy importante pues esta norma, además de lo que destacábamos más arriba, establece varias cuestiones más de especial relevancia para erradicar o al menos reducir este problema que a todos debería avergonzarnos. Por una parte, contempla como prioridad la donación alimentaria para consumo humano y en segundo lugar su transformación en otros productos para no tirar alimentos a la basura. Y en el caso de alimentos en mal estado su utilización deberá dirigirse a compost o bien a subproductos de alimentación animal, fabricación de piensos, etc.

La ley establece todo un modelo y manual de buenas prácticas para evitar el desperdicio alimentario en toda la cadena, desde la cosecha o producción y hasta los buenos hábitos que hemos de tener los consumidores.

Más información sobre la norma en: El Gobierno impulsa la primera ley en España para combatir el desperdicio de alimentos (mapa.gob.es)

Fuentes: MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación) y rtve.es