MALOS TIEMPOS PARA LAS MATERIAS PRIMAS

A comienzos de año todo el mundo auguraba que, después del difícil momento que hemos pasado en 2020, este 2021 nos depararía poco a poco cosas buenas a todos los niveles, también para nuestro sector. Crecimiento y cifras positivas es lo que esperábamos, pero no advertíamos entonces que la situación de las materias primas se complicaría tanto, sobre todo en lo que se refiere a los films, aunque también con respecto al papel.

Desde febrero, nuestros principales proveedores comenzaron a avisarnos de que se podría dar una posible situación inflacionaria en las materias primas que afectaría a precios de los materiales autoadhesivos. Advertencia que finalmente se ha cumplido, pues desde este mismo mes de abril ya se han hecho firmes incrementos que han rondado el 8 y el 11%, dependiendo del producto. A ello se han sumado otras circunstancias que han dificultado el suministro de ciertos artículos.

Las causas

La situación derivada de la pandemia, un mayor consumo en China, el mal tiempo en Estados Unidos que obligó a cerrar fábricas de componentes, la falta de contenedores en el transporte marítimo o las subidas en el coste de la pulpa de papel, son sólo algunas de las causas que explican lo que está sucediendo. A ello hay que sumarle el incendio que ha sufrido una de las principales petroquímicas que tenemos en Europa, que nutre de componentes para los adhesivos acrílicos a muchos de nuestros proveedores, así como la reciente crisis en el Canal de Suez. Hechos que no han hecho más que complicar el panorama.

No sólo sufre el sector autoadhesivo

Pero no sólo el autoadhesivo está sufriendo, también el sector del cartón, del papel y del film para embalaje han padecido varias subidas de costes desde diciembre de 2020. Incrementos, a veces de mucha entidad, que directa o indirectamente nos están afectado a todos.

¿La situación mejorará?

Si bien los precios al alza han llegado para quedarse, pues la tendencia inflacionaria se mantendrá todavía para todos los materiales según auguran algunas fuentes, se prevé que los meses de verano verán mejorar la cosa, al menos en lo que respecta a puntuales problemas de suministro.

Lo que sí es cierto es que nadie se atreve a vaticinar lo que nos espera en el futuro, más aún desde la llegada del Covid-19 a nuestras vidas.

Como escriben desde Smith Corona, fabricante de etiquetas norteamericano, en su artículo 2021 Suplly Chain Chaos – Pulp, Packaging, ¡and Freight…Oh My!:

“Las predicciones para un mercado futuro más prometedor son esperanzadoras, pero a partir de ahora no se sabe cuándo podría ser. En la actualidad, los convertidores y distribuidores deben mantener informados a sus usuarios finales sobre la evolución de la situación y adaptarse lo mejor que puedan a las difíciles circunstancias.

La escasez trae precios más altos y con precios más altos vendrán nuevos participantes. Los excedentes traerán precios más bajos y con precios más bajos vendrán quiebras y cierres. Las quiebras y los cierres traerán escasez y el ciclo de los mercados continúa.”

Fuente: Coreti y Smith Corona