CORETI Y SUS TRABAJADORAS, ROMPIENDO TECHOS DE CRISTAL

¡Feliz 8 de Marzo a todas!

Hoy es nuestro día. Uno como otro cualquiera y de esos en los que debemos celebrar y reivindicar lo que somos y como somos. Nuestras alas son cada vez mayores y nos hemos dado cuenta de que ya nada ni nadie podrá cortarlas. En nuestra industria, y concretamente en Coreti, las mujeres hemos roto muchos techos de cristal. ¿Y cómo? Pues haciendo que las artes gráficas ya no sean vistas como un oficio solo de hombres. También alentando a las nuevas generaciones a estudiar y prepararse para trabajar en nuestro sector, el de la etiqueta. Una salida laboral con muchísimas oportunidades.

En Coreti hemos logrado flexibilizar el trabajo para conciliarlo con la vida personal, para que ninguna de nosotras tengamos que posponer nuestros planes de ser madres, si lo deseamos.

Aquí no existe la discriminación por razón de género u otra índole, pues las políticas de igualdad que aplicamos son reales. Por ello, las condiciones de trabajo son iguales para todos, y las retribuciones acordes a la antigüedad, puesto y valía, sin diferencias entre géneros.

Y estas no son solo palabras, pues a los datos me remito:

  • El 100% de las mujeres que trabajamos en Coreti tenemos contrato indefinido.
  • Somos un 2% más de mujeres en plantilla que en años anteriores.
  • Hay compañeras trabajando en la mayor parte de los puestos de producción de nuestra fábrica.
  • Somos reconocidas y valoradas por igual por nuestros compañeros, con los que compartimos la pasión de hacer etiquetas.